...
Nuestros Inicios

La Unidad Educativa Jenaro Aguirre Elorriaga nació gracias a la iniciativa de la Madre María Luisa Casar Castanedo, una religiosa perteneciente a la Congregación de las Esclavas de Cristo Rey quien sintió la necesidad de ayudar a los niños más desaventajados de la sociedad venezolana.

María Luisa atendía a los niños y jovencitos no escolarizados de la barriada de Petare, ubicada en el Municipio Sucre del Edo. Miranda, para alfabetizarlos e insertarlos en una escuela formal, además de enseñarles catequesis y proporcionarles cariño.

Empezó con una maestra voluntaria y 6 niños, pero el grupo crecía mes a mes. Las alumnas del Colegio Cristo Rey Altamira, institución educativa atendida por la congregación a la cual pertenece María Luisa, les ayudaban en la enseñanza.

En 1990 obtuvieron una casa que limpiaron y ordenaron para aprovechar aún más la experiencia educativa.

En 1992 consiguieron ayuda pediátrica para los niños del barrio, ya que sin salud era imposible su labor, lo que dio origen a un dispensario.

También trataban de proporcionarles alimentación balanceada, iniciativa que constituyó el inicio de un comedor escolar.

Fue así como llegaron a atender a casi noventa niños durante 1995, quienes recibieron no sólo educación, sino también asistencia médica y nutricional.

El trabajo informal, pero invaluable, realizado por la Madre María Luisa y todas las personas que colaboraron con ella, tuvo su consagración el 14 de febrero de 1997, cuando el Ministerio de Educaciónón aprobó el funcionamiento de la Primera Etapa de Educación Básica de la Escuela Jenaro Aguirre Elorriaga.

En 1998 el Jenaro Aguirre comenzó formalmente para atender a 120 alumnos. Y a tan solo un año de su fundación se aprobó el funcionamiento de la Segunda Etapa de Educación Básica.

Lo que empezó con un pequeño grupo de niños a quienes se atendía a la intemperie en unas escaleras sucias de un barrio petareño, se convirtió en una sólida edificación de 4 pisos que alberga a más de 400 alumnos, divididos en 6 grados de primaria, 3 grados de pre-escolar y un aula integral de nivelación.

Gracias a la ayuda incondicional y desinteresada de increíbles benefactores, así como gente muy valiosa que se ha enamorado de la causa promovida por la Madre María Luisa, el Jenaro Aguirre representa un oasis para la comunidad del Barrio 24 de Marzo y zonas aledañas.

...
Nuestro Objetivo

Buscamos ofrecer una formación integral mediante el estudio, la cultura y los valores.

Queremos proporcionarle a los niños las oportunidades para que se conviertan en hombres y mujeres dignos, que vivan del trabajo honesto y sean multiplicadores de bienestar dentro de sus familias y su comunidad.

En la Fundación Madre Luisa Casar recaudamos y administramos los recursos para ampliar, mantener y sostener nuestra escuela, así como el comedor escolar, el dispensario médico y los servicios comunales que se prestan en el Barrio 24 de marzo de Petare.

Con miras al logro de este objetivo, trabajamos en estrecha cooperación con la comunidad del Colegio Cristo Rey de Altamira

...
Nuestros Valores

Nuestros objetivos los logramos a través de la formación en valores, no sólo de nuestros alumnos sino también de sus familias.

Promovemos la tolerancia, el respeto, la disciplina, la constancia, el trabajo en equipo persiguiendo un bien común. Pero sobretodo, promovemos la excelencia en cada obra que se emprende, por más pequeña que sea.